lunes, 13 de octubre de 2008

Mi labor ¿? (fragmento)

... Porque cada vez que huelo la tierra humedecida,
y que acarician mis dedos las ribereñas aguas,
más el impacto colosal del verde panorama,
me vuelvo más niña, más embrión, más alma,
y tan lejos me remonto, que soy más todo y más nada.

De las honduras afloran milenarias voces
que reclaman…
y ya no puedo escapar: me vuelvo misionera
de tareas olvidadas.
Me atrapan de Cronos, las sirenas,
me enredan, me confunden, me bifurcan…
Así, el caos del pasado -que es presente-
me despierta la savia que corre por mis venas
herencia de agua, de árbol, de madera,
-brotar, crecer, construir-
me dispone interiormente a encontrar
la cuna de mi aldea, la viva raíz de mi casa.
Mas… genéticamente llevada por la hadas
me entrego a perderme en el monte, a renovar las alas
y a imprimir fuerte aquella huella
en el aire, en el cielo, en el sol, en la distancia
y ser sólo yo misma, en una fábula.

1 comentario:

Esas Cosas Locas dijo...

Nancy,no hace falta decirte que estoy envuelta en lagrimas de felicidad. Siento orgullo ajeno al adjudicarme el titulo de amiga, sin haber ejercido. Y por reconocerte en esas letras. Te quiero amiga! Mariel